¿Te gustaría tener memoria fotográfica? Sigue estos pasos y en un mes la tendrás

Seguramente antes has escuchado hablar de la memoria fotográfica, tal vez viste una película sobre el tema o conoces a alguien con esta útil habilidad.

Se trata sobre poder ver una imagen en tu mente con el máximo de detalles, y no, no solo es en la lectura, también funciona en recuerdos de la infancia, o simplemente hechos que pasaron en tu vida.

Imagina si pudieras leer un libro y acordarte hasta el número de página en la que se encuentra un párrafo. ¿No crees que todo sería más fácil? Esta habilidad resulta ser muy útil en todo el sentido de la palabra.

¿Qué es la memoria fotográfica?

Es la habilidad que tiene una persona de recordar una situación determinada o una imagen con detalles precisos y exactos que aportan un máximo realismo a esa imagen.

Esta memoria no solo remite a una imagen observada, sino que también puede tenerse memoria fotográfica al recordar al pie de la letra un mensaje escuchado.

A continuación, te enseñaré como tener memoria fotográfica en tan solo un mes. ¿Genial no?

¡Tener memoria fotográfica en un mes!

Este método ha sido probado durante los últimos 70 años por los militares en Estados Unidos. Este método no solo te hace tener esta habilidad, también ayuda a entender mejor la conciencia y desarrollar niveles más profundos de conocimiento.

Esto es lo que necesitas:

  • Un cuarto oscuro
  • No tener ninguna distracción
  • Una lámpara
  • Una hoja de papel con un hueco del tamaño de un párrafo que quieres memorizar

Esto es lo que tienes que hacer:

Este método dura un mes, 15 minutos diarios para poder desarrollar la memoria fotográfica.

En el cuarto oscuro, siéntate cerca de la lámpara encendida, con la hoja de papel tapa la página del párrafo que quieras memorizar, obviamente deja libre el párrafo que para eso hicimos el hueco en la hoja.

Parpadea para ajustar la distancia y así tus ojos puedan concentrarse solo en lo que está escrito.

Apaga la luz y verás que la oscuridad se ilumina en lo que tus ojos se ajustan a la oscuridad. Enciende y apaga nuevamente las luces con un segundo de intervalo.

Tendrás una impresión visual en tus ojos de lo que tienes frente a ti, cuando la impresión se desvanezca, prende la luz por un segundo y nuevamente intenta memorizar sin dejar de ver el material.

 

Repite el proceso hasta que recuerdes cada palabra del párrafo en orden. De hecho, debes tener la capacidad de leerlo completamente, desde el principio al fin desde tu mente.

¿Serás capaz de lograr adquirir esta habilidad?

¿Te gustaría recibir los mejores artículos?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *