¿Qué es el Design Thinking?

La innovación y la creatividad tienen una relación directa, una persona o una empresa innovadora es creativa sin duda alguna. Las empresas hoy en día necesitan de innovación para lograr sus objetivos, la empresa que no tenga creatividad para superar nuevos retos simplemente dejara de existir.

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking (Pensamiento de diseñador) es una metodología para desarrollar la innovación enfocada en las personas, este pensamiento permite observar los retos, detectar necesidades y finalmente, solucionarlos.

Lo anterior se debe a que, gracias a su aplicación, se generan importantes beneficios en el diseño de soluciones, permitiendo a las empresas obtener mejores resultados.

En otras palabras, el “Design Thinking” es un enfoque que se da mediante la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.

Objetivos y Características del Design Thinking

Esta metodología se centra en el proceso de diseño, dejando en un segundo plano el producto final, lo que se logra mediante la integración de equipos multidisciplinarios que tienen como objetivo:

  • Adquirir conocimientos básicos sobre los usuarios del producto o solución, y sobre la situación o el problema que afrontan. Por lo tanto, pretenden comprender al usuario.
  • Desarrollar empatía con los usuarios, mediante la observación de los mismos. Metodología basada en observar al usuario.
  • Generar un usuario tipo para el cual se diseña la solución o producto, definiendo así el punto de vista a partir del cual se debe desarrollar el diseño.
  • Generar tantas ideas como sea posible. Por lo tanto, es necesario idear.
  • Construir prototipos de las ideas más prometedoras.
  • Aprender a partir de las reacciones de los usuarios al interactuar con el prototipo. Por tanto, es necesario dejar que prueben el producto mediante los prototipos desarrollados, y recopilar información gracias a dicha interacción.

En resumen, el Design Thinking cada vez más, es usada por las organizaciones más innovadoras para desarrollar productos y soluciones exitosas gracias al conocimiento sobre los usuarios y a la formación de equipos multidisciplinarios que ofrecen diversos puntos de vista durante el diseño de los mismos. Y es que, por definición, esta metodología lleva implícita la necesidad de observar a los usuarios con el objetivo de buscar soluciones que se centren en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *