Como estar al día con tus tareas

Mantenerse al tanto de las tareas en la universidad a veces es todo un reto. Con las diferentes asignaturas, proyectos, parciales, es fácil perder el hilo de las cosas.

Consigue una Agenda

En este caso, una agenda, es la principal herramienta para mantenerte al tanto de tus tareas.

Agenda: Cómo organizarla

Nosotros diseñamos una plantilla básica en un articulo anterior que a muchos de nuestros lectores les resultó bastante útil, pero no somos los únicos. En nuskyna.blogspot.com.es puedes encontrar otras plantillas muy creativas y útiles que puedes usar. Todo lo que necesitas es un impresora y ganas.

Planifica con anticipación

Lo más probable es que no cuentes con ayuda cuando tengas que avanzar y trabajar en tus tareas. Puede ser fabuloso ser tu propio jefe, en especial si eres bueno en eso. Sin embargo, no dejes las tareas para último momento; sólo terminarás trabajando el doble para obtener la mitad de los resultados. Los nervios y la ansiedad hacen que resulte difícil mantenerse concentrado y hacer un buen trabajo.

Establece fechas límites. Al principio de cada semestre, confecciona un calendario con las fechas límites. Asegúrate de saber cuáles son las tareas principales (si el profesor no las menciona al principio del semestre, pregúntale) y qué formato van a tener (un informe, una presentación, un proyecto grupal, etc.). Establece metas claras.

prioriza las tareas en función de las fechas límites, el nivel de dificultad y el tiempo que lleva terminarlas.

Photo credit: stirwise via Visualhunt / CC BY-NC-ND

Incluye compromisos no académicos en tu calendario, como entrenamientos deportivos, ensayos de teatro y demás. Esto te ayudará a ver cuándo estarás corto de tiempo más tarde en el semestre.

Ponte fechas límites intermedias para las etapas de cada proyecto: planificación, investigación, revisión y creación del producto final.

¡Oh, no! ¡Debo entregar en dos días! Si algo sucede y te sorprende la cercanía de una fecha límite o estás atascado y con muy poco tiempo para una entrega, intenta no enloquecer. Realiza un ejercicio de respiración para poder tranquilizarte y concentrarte. Luego delinea una manera de abordar el trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *