Como el AZÚCAR afecta al CEREBRO

El poder del azúcar en los centros de recompensa del cerebro

Todos sabemos que consumir azúcar no ayuda a mantener la línea. Ahora resulta que el consumo de azúcar puede perjudicar también a tu cerebro.

Cuando comemos alimentos que contienen una gran cantidad de azúcar, una cantidad masiva de dopamina se libera en un área del cerebro llamada núcleo accumbens. Por ende, los receptores de dopamina comienzan a regular a la baja. Ahora hay menos receptores para la dopamina.

Esto significa que la próxima vez que comer estos alimentos, su efecto es mitigado. Vamos a necesitar  consumir más comida chatarra próxima con el fin de obtener el mismo nivel de recompensa.

 

Adicción al azúcar y su efecto en tus estudios

la dieta alta en azúcar sabotea la habilidad de cambiar de la sinapsis, enmarañando los recueros y ralentizando el aprendizaje. También interrumpen la regulación de proteínas y azúcares en el hipocampo. En los mamíferos el hipocampo desempeña funciones importantes en la memoria y el manejo del espacio.

“Así como el tabaco y el alcohol, el azúcar es en efecto una droga. Existe un papel importante para el gobierno: el uso de azúcar debe ser desalentado. Y los usuarios deben estar informados sobre sus peligros”, escribió Velpen en el blog oficial de salubridad.

El jefe de salubridad cita investigaciones que declaran que el azúcar, a diferencia de las grasas y otros alimentos, interfiere con el apetito del cuerpo creando un deseo insaciable a seguir comiendo, un efecto que es responsabilidad de la industria alimentaria por utilizarlo para incrementar el consumo de sus productos.

“El azúcar descompone ese mecanismo. Quienquiera que coma azúcar quiere más y más, incluso cuando ya no tienen hambre. Dale unos huevos y dejará de comer en cualquier momento. Dale unas galletas y comerá y comerá sin importar si le duele el estómago”.

Lo anterior resuena claramente ya que todos nosotros hemos experimentado esto, aunado al rush del azúcar, que nos prende inmediatamente y luego nos deja caer. El azúcar, por lo tanto, es una forma de la adicción. Es tan difícil luchar contra un antojo de dulce como lo es por un cigarrillo.

Es tan difícil luchar contra un antojo de dulce como lo es por un cigarrillo.

Adictos al Azucar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *