10 trucos para mejorar la memoria

La memoria humana funciona como una gran biblioteca. Es la capacidad que tiene el hombre de registrar, almacenar y reproducir determinada información. Podríamos comparar nuestra memoria a la de un computador que almacena información codificada. La desventaja de nuestra querida memoria es que, con frecuencia, olvidamos datos que necesitamos.

¿Quién no paso la noche estudiando para su gran final de matemática, practicando una y otra vez las formulas y de repente, a la hora de tomar el examen sientes que hubieran pasado un borrador a tu memoria? A mí me ha pasado muchísimas veces, y esto era porque estaba estudiando de la manera equivocada.

Cuando al fin aprendí la manera correcta de estudiar, y de ejercitar mi cerebro, estudié en la mitad de tiempo y obtuve notas altas.

¿Quieres saber cómo lo hice? Lee mi lista de trucos.

 

10 trucos fáciles para mejorar tu memoria

1.      Camina antes de un examen

memoria caminar

Está comprobado que ejercitarte aumenta tu memoria y potencia cerebral.

No hay duda que el foco principal del ejercicio es aumentar tus músculos (bíceps, tríceps, corazón, etc.), pero el ejercicio ayuda también ayuda a tu cerebro.

El Dr. Chuck Hillman de la Universidad de Illinois en Estados Unidos demostró, a través de un experimento, que el ejercicio aumenta la actividad cerebral, combate la depresión, y a envejecer con menos rapidez- previniendo también el Alzheimer y la demencia senil.

El ejercicio funciona mejor que el café, ya que mejora tu concentración mental y el rendimiento cognitivo para cualquier reto que enfrentarás ese día.

2.      Date una recompensamemoria chocolate

De la misma forma que tus padres de daban recompensas cuando sacabas buenas notas o te portabas bien en la casa de la abuela, el Sistema de Recompensas funciona hasta en la vida adulta. Claro, las recompensas deberían darte tus padres, si no, de ti a ti.

“El sistema de recompensa del cerebro se activa frente a un estímulo eterno y envía señales mediante conexiones neuronales, para que se liberen a los neurotransmisores responsables de sensaciones placenteras como la dopamina y la oxitocina.”

Puedes recompensarte con golosinas, 15 minutos de Netflix, o con lo que normalmente me funciona a mí, IR A DORMIR.

3.      Toma descansos

memoria descansar

Tu cerebro se cansa y se satura cuando no le das tiempo de descansar. Toma pequeños recesos cada 45 minutos.

Los recesos ayudan a tu cerebro a absorber más información mientras te mantienes motivado y enfocado en lo que estás trabajando/ estudiando.

4.      Crea asociaciones mentales

Photo credit: Rob Enslin via Visualhunt.com / CC BY
Photo credit: Rob Enslin via Visualhunt.com / CC BY

Si te cuesta leer, hacer mapas mentales te ayudará muchísimo. Es una manera fácil de conectar ideas mediante la creación de una visión general de las diferentes conexiones.

Los mapas mentales estimulan a la memoria en sus procesos de registro y recordación, ambos procesos apoyados al crear y leer un mapa mental respectivamente.

Otra ventaja de los mapas mentales es la capacidad de análisis, ya que con toda la información a la mano, ordenada y representada de manera gráfica es mucho más fácil tomar en cuenta todos los factores que afectan a una situación dada. En general nos ayudan al crecimiento y desarrollo de nuestra inteligencia.

Por último, los mapas mentales estimulan a la creatividad.

5.      Usa Apps que te ayuden a bloquear distracciones.

memoria app

Tener auto control es a veces difícil, en especial cuando estas estudiando algo que no te gusta mucho.

Existen decenas de APPS que puedes usar para auxiliarte en tu lucha por no distraerte. La app Forest: Stay Focused es excelente, su única desventaja viene para los usuarios de IPhone, puesto a que su descarga en el I store cuesta 1.99 $. Suerte para los Android, esta aplicación es gratuita.

6.      Haz búsquedas en Google como un PRO

https://ticsyformacion.com
https://ticsyformacion.com

A veces la clave del éxito para encontrar buenas fuentes de información en Google es realizando una “búsqueda inteligente”.

7.      No te pases toda la noche estudiando.

Photo credit: andrewr via Visual Hunt / CC BY
Photo credit: andrewr via Visual Hunt / CC BY

Debes descansar apropiadamente antes de un examen. Lo peor que puedes hacer es estudiar toda la noche, dormir dos horas e ir a tomar tu examen.

Cuando duermes tu cerebro asimila la información que has aprendido cuando estabas estudiando, entonces, una buena noche de sueño te ayudará a recordar las formulas, fechas y demás detalles que necesitas para tu examen.

Es recomendable que duermes al menos 7 a 8 horas por día para tener un día productivo y enérgico.

8.      Estudia con anticipación.

desk-working-notes-meeting

No sirve intentar estudiar todo un día antes del examen ya que saturas tu memoria, y esta comenzara a descartar la información. Si es un examen difícil, divide tu material de estudio en partes y estudia cada una un día. Usa el día antes del examen solamente como repaso, para aliviar tu estrés y asegurar que la información se quede dónde debe estar… en tu memoria.

9.      Práctica, práctica y práctica.

Photo credit: decor8 via Visualhunt.com / CC BY
Photo credit: decor8 via Visualhunt.com / CC BY

Practica usando tus tareas previas, como material de repaso. Si es un examen final, te recomiendo estudiar tus exámenes anteriores, así te aseguraras que estas estudiando las partes más importantes de tu materia. Crea mapas mentales, lee tus notas, repasa tus formulas.

“la práctica lleva a la perfección”.

10.  Descubre cuál es tu estilo de aprendizaje y toma provecho de ello.

Conocer como aprendes ayudara a fomentar un mejor proceso en el desarrollo del conocimiento. Si conoces tu estilo se te hará más fácil saber qué tipo de actividades puedes usar para auxiliar tu estudio ya sea auditiva, visual, o kinésica.

Photo credit: JD Hancock via Visual hunt / CC BY
Photo credit: JD Hancock via Visual hunt / CC BY

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *